Trasplante de córnea

Cada vez son más los donantes y familias de fallecidos que deciden ceder los órganos de sus seres queridos a quienes los necesitan. Este acto de generosidad permite que los trasplantes, en este caso de córnea, hayan aumentado considerablemente, hasta alcanzar las 60.000 intervenciones realizadas en los últimos 25 años solo en España. El Dr. Alejandro Millán, oftalmólogo del Centro Oftalmológico Martínez y Millán de Pontevedra especializado en este tipo de cirugía, nos explica cómo las nuevas técnicas lamelares han supuesto “un paso de gigante” en los trasplantes de córnea, permitiendo mejorar los resultados de la intervención y haciendo que la recuperación de los pacientes sometidos a esta cirugía sea más sencilla. 

La córnea es la “ventana” delantera del ojo, es una capa transparente que cubre el iris y la pupila. Si este tejido sufre alteraciones –heridas, lesiones o cicatrices- pierde su claridad y provoca visión borrosa, deslumbramientos y dolor.

Las principales causas que provocan la perdida de transparencia de una córnea son:

  • Lesiones traumáticas o infecciosas (queratitis herpética) que produzcan cicatrices
  • Distrofias de la córnea (distrofia de Fuchs)
  • Queratocono
  • Descompensación de la córnea tras una cirugía de cataratas

Para corregir la visión a causa de una córnea alterada, como en el queratocono, se utilizan gafas y lentes de contacto, si estas no solucionan el deterioro es necesaria la cirugía. El trasplante de córnea consiste en intercambiar el tejido afectado por tejido
sano de un donante. La córnea del donante es valorada previamente en los Bancos de Ojos, para asegurar su viabilidad y descartar enfermedades potencialmente infecciosas. La intervención que se realice dependerá del estado de la córnea del paciente y pueden ser: 

  • Queratoplastia lamelar anterior: cuando está dañada la parte anteTrasplante de córnea en el Centro Oftalmológico Martínez & Millán de Pontevedrarior de la córnea (como suele suceder en el queratocono o las cicatrices por herpes) se realiza la implantación
    únicamente en las zonas dañadas dejando intacto el tejido sano.
  • Queratoplastia endotelial: cuando está dañada la capa más interna de la córnea se produce la entrada de líquidos que generan edema de córnea y pérdida de transparencia. En estos casos, se cambia la capa interior de la córnea afectada por una capa igual de la córnea sana. Una causa frecuente es la Distrofia Endotelial de Fuchs. 
  • Queratoplastia penetrante: en los casos más graves, cuando el daño en las capas de la córnea está menos localizado, se realiza el trasplante de una porción circular del centro de la córnea con todo su grosor por una córnea donante sana.