Queratocono – síntomas, causas y diagnóstico

El queratocono –rnea en forma de cono– es una condición poco frecuente que provoca adelgazamiento de la córnea en la zona central o paracentral. En esta enfermedad la córnea se debilita y deforma progresivamente en forma de cono. La aparición del queratocono distorsiona la visión, produciendo un gran astigmatismo irregular que en casos avanzados no se puede corregir con gafas o lentillas, esto provoca pérdida de visión y puede limitar el desarrollo de una vida normal.

Síntomas

Aunque los síntomas pueden variar de una córnea a otra es habitual que el queratocono afecte a ambos ojos, con manifestaciones como:

  • Visión borrosa
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • Irritación ocular

La progresión de esta enfermedad varía, pero habitualmente se desarrolla a lo largo de 10 o 20 años. Tras este tiempo, la deformación de la córnea se detiene. Conforme el queratocono avanza, la córnea se vuelve más fina y provoca aumento de la miopía y astigmatismo, con cambios frecuentes en la graduación, pudiendo llegar a producirse incapacidad para usar las lentes de contacto. 

Causas

El queratocono se produce porque la estructura interna del tejido corneal, concretamente del colágeno corneal, es demasiado débil por lo que tiende a deformarse. Esta enfermedad parece tener una base genética ya que un 10% de las personas con queratocono tienen un familiar con esta enfermedad. Además nos encontramos que enfermedades genéticas se presentan asociadas con el queratocono como pueden ser la retinosis pigmentaria, la Amaurosis Congénita de Leber o síndromes sistémicos como el Ehlers-Danlos o el Síndrome de Down.

Otro factor causal que se ha relacionado con el desarrollo y evolución del queratocono es el frotamiento del ojo. Un frotamiento intenso con los nudillos, sobre el ojo, que produciría la deformación progresiva de la córnea debilitada en el queratocono. Este frotamiento se da con más frecuencia cuando el paciente presenta alergia ocular o dermatitis atópica.

Diagnóstico

Topografia queratocono

Se pueden detectar las deformaciones más severas con una lámpara de hendidura, en casos menos graves una topografía corneal es el método más efectivo. Una vez diagnosticado el queratocono, es necesario conocer la forma que tiene la córnea para determinar el tratamiento adecuado.

Actualmente el estudio de queratocono más avanzado es la topografía corneal por elevación. En el Centro Oftalmológico Martínez y Millán contamos con el topógrafo Sirius que combina una cámara rotatoria de Scheimpflug y el disco de Plácido permitiendo un análisis tridimensional de la córnea y la cámara anterior.

El Centro Oftalmológico Martínez & Millán es pionero y especialista en Pontevedra en el diagnóstico del queratocono y en el trasplante de córnea.